450 años de la fundación de Santiago de León de Caracas

Breve Historia de la fundación de Caracas. Parte 15

Por Sandor Alejandro Gerendas-Kiss
Publicado el 25 de julio de 2017

 

Caracas y el Avila 15 para WEB SGK Serie articulos "Breve historia de la fundación de Caracas" por Sandor Alejandro Gerendas-KissPresuntamente, tal día como hoy, 25 de julio de 1567, Diego de Losada fundó en el valle de los caracas una ciudad con el nombre de Santiago de León. Los presentes, sin intuirlo, fueron testigos del nacimiento de la capital de Venezuela, que con el correr de los siglos se convertiría en una gran metrópoli. La presunción de la fecha, como sabemos, se debe a que aún no se ha hallado documento que pruebe que la fundación de Caracas haya ocurrido este día, aunque existen demasiados indicios que hacen pensar que Diego de Losada realizó los actos inaugurales en el onomástico de Santiago.

Como no se ha podido encontrar dicha acta, no se tienen referencias de cómo se realizó el acto. Por ello, dejemos a la imaginación de Enrique Bernardo Núñez su narración, incluida en su “Fundación de Santiago de León de Caracas”, publicada en “Materiales para la fundación de Caracas”. Dice el cronista de la ciudad, durante dos períodos: “No es difícil imaginar su contenido. En ella se haría constar, con toda clase de pormenores y circunstancias el mandato recibido, cómo el teniente de gobernador y capitán general Diego de Losada, por el gobernador Ponce de León, después de señalar con una cruz de madera lugar y sitio para la iglesia, casas de cabildo y plaza mayor, y de haber colocado en el centro el rollo o picota de la real justicia, montó a caballo, cubierto con todas sus armas y espada en mano, con sus pendones y banderas desplegadas, dijo en altas voces, cómo en aquel sitio, poblaba en nombre de Dios y del rey una villa a la cual puso el nombre de Santiago de León de Caracas, en honor del patrón de España y del gobernador (…). Y en señal de posesión dio golpes con la espada en la tierra, y los que estaban presentes respondieron: ¡Viva el rey!”

Entre varias personas escogieron el lugar para asentar la nueva ciudad, y Diego de Henares, quien por tener conocimientos técnicos fue el verdadero agrimensor de la empresa, fue quien según las instrucciones recibidas se hizo cargo de su nivelación, trazado de la plaza, iglesia, calles y solares. Losada después de declarar fundada la ciudad designó a los integrantes del primer Cabildo: alcaldes: Gonzalo Osorio y Francisco Infante. Regidores: Lope de Benavides, Bartolomé de Álamo, Martín Fernández de Antequera. Alonso Ortiz fue nombrado escribano de Cabildo. Luego señaló solar para su casa a cada poblador, con el propósito de que cada cual construyera su vivienda. Las primeras casas eran unas simples chozas y solo sería más adelante cuando se realicen de adobe y algunas hasta de ladrillos y techos de tejas. “Cuatro años después, en 1571 (…), todavía los vecinos de Caracas no habían acabado la fábrica de sus domicilios, (…) la iglesia estaba también sin terminar, (…) no había casa de ayuntamiento y (…) el Cabildo tenía sus reuniones en la mansión del alcalde”, según pudo averiguar el hermano Nectario Marías.

Alrededor del nombre de Santiago de León se han tejido diferentes hipótesis. “Unos como fray Pedro Aguado, Oviedo y Baños y otros, dicen que impuso el nombre de León para honrar al gobernador Pedro Ponce de León, otros que el de Santiago era para honrar su memoria personal, ya que Santiago es sinónimo de Diego, y que León era el nombre de la provincia de su pueblo natal”. El padre Pedro Pablo Barnola, citado por Nectario, tiene su propia hipótesis: “En la provincia de León existía la orden de los Caballeros de Santiago de León (…) y como los Losadas pertenecían a la aristocracia, en su extensa parentela abundaron los caballeros de la Orden de Santiago (…)”. El padre Barnola contó hasta nueve miembros de esta familia que pertenecieron a esa Orden y piensa que es lógico que en su honor Losada escogiera el nombre de la ciudad. Sea como haya sido, Santiago de León de Caracas quedaría definitivamente asentada y prosperaría en el tiempo hasta convertirse en la urbe más importante del país y del continente.

Al privilegiado e imponente valle que le sirve de asiento, Oviedo y Baños le dedica un hermosísimo homenaje: “Es un hermoso valle, tan fértil como alegre, y tan ameno como deleitable, que de poniente a oriente dilata por cuatro leguas de longitud, y poco más de media de latitud (…) al pie de unas altas sierras, que con distancia de cinco leguas la dividen del mar en el recinto que forman cuatro ríos, que porque no le faltase circunstancia para acreditarla paraíso, la cercan por todas partes, sin padecer sustos de que las aneguen; tiene su situación la ciudad de Caracas en un temperamento tan del cielo, que sin competencia es el mejor cuantos tiene la América, pues además de ser muy saludable, parece que lo escogió la primavera para su habitación continua, pues en igual templanza todo el año, ni el frío molesta, ni el calor enfada (…)”.

Para leer los otros artículos de la serie Breve historia de la fundación de Caracas.

 

 

Para conocer más del autor visite:
Sitio Web: http://sgerendask.com/articulos-publicados
Twitter: @sgerendaskiss y @sandorgerendask
Facebook: Sandor Alejandro Gerendas-Kiss y Los libros de Gerendas-Kiss
LinkedIn e Instagram

 

Para regresar a los artículos de Literatura e Historia de Sandor Alejandro Gerendas-Kiss

 

Deja un comentario