Camino hacia el valle de los caracas

Breve Historia de la fundación de Caracas. Parte 13

Por Sandor Alejandro Gerendas-Kiss
Publicado el 23 de julio de 2017

 

Caracas y el Avila 13 para WEB SGK Serie articulos "Breve historia de la fundación de Caracas" por Sandor Alejandro Gerendas-KissEl 3 de abril de 1567 la expedición comandada por Diego de Losada entró en el sitio que ocupaban los indios toromaima, aquella que Francisco Fajardo había nombrado como Valle de San Francisco, lugar donde Losada instaló su cuartel. De inmediato envió a Diego de Paradas, veterano conquistador que acompañó en su expedición a Felipe de Hutten, de la casa Welser (compañía alemana que gobernó Venezuela entre 1528 y 1546), con 25 hombres con orden de prender a varios indios y utilizarlos como enlace para entrar en relaciones de paz con los caciques de la región. Al llegar a unos cañaverales se ocultaron para emboscar a algunos naturales y cumplir con la misión encomendada. Al cabo de una hora se acercaron sigilosamente unos 80 indios teques, trabándose combate entre ambos grupos, muriendo el propio Paradas en la acción.

Después de aquel descalabro Losada comprendió que mediante su exiguo contingente no sería tarea fácil derrotar por las armas a aquel inmenso número de naturales dispuestos a defender su territorio a sangre y fuego. Por ello insistió en atraerse a los indios por algún medio, en vez de emprender batalla. A tal efecto envió a Juan de Gámez para que fuese al pueblo del cacique Chacao e intentara capturar algunos naturales para tratar de negociar la paz con el importante jefe. Cuando Gámez llegó al lugar no solo logró apresar a algunos indios sino al propio cacique. Después de algunas demostraciones de amistad y ofrecer algunos presentes, Losada obtuvo de Chacao la promesa de su alianza y luego lo dejó en libertad, al igual que a su gente. El cacique, apenas abandonó el sitio de reunión, flechó a todos los caballos que pudo y se internó con su gente en el cerro circundante.

Losada decidió entonces emprender campaña personalmente contra los indios. Dejó a Francisco Maldonado al cuidado del campamento y salió con 80 hombres en busca de los mariches, el pueblo que mayor resistencia ofrecía a los españoles. Estos indios dominaban una considerable zona del este del valle y ocupaban varias poblaciones. Al llegar a la primera la encontraron abandonada por sus moradores, que habían ido a las partes altas de los cerros cercanos. Cuando vieron que los españoles irrumpían en sus casas comenzaron a gritar y a amenazarlos. Losada montó una emboscada en la que cayeron diez mariches, pero los naturales colocaron todo tipo de obstáculos en la vía e interceptaron las veredas, de manera que los conquistadores apenas pudieron avanzar cuatro leguas en tres días. Finalmente llegaron al pueblo de un cacique de nombre Aricabacuto, que se había fortificado con cerca de mil indios del otro lado de una quebrada. Al acercarse, los españoles comenzaron a recibir una lluvia de flechas, a la que respondieron con una andanada de balas. Ante el devastador efecto de las armas de fuego, los indios huyeron, sellándose la victoria a favor de Losada.

Durante la campaña contra los mariches llegó un indio amigo con una comunicación urgente de Francisco Maldonado, que informaba que el real estaba cercado por unos dos mil indios y que no tenía medios para resistir. Los naturales, que no perdían de vista ni por un momento los movimientos de su enemigo, al darse cuenta de que en el campamento solo quedaban unos pocos hombres decidieron sitiarlos. Al ver llegar a Losada con su gente, levantaron el sitio y se internaron en los montes cercanos.

A partir de mediados de abril se pierde la cronología de los hechos que condujeron al establecimiento de la ciudad de Caracas. La falta de comestibles resultaba un verdadero problema, pues los indios habían talado las sementeras. Para aliviar la situación, Losada encargó a Rodrigo Ponce de León para que fuese en compañía de cuatro hombres de caballería, cuarenta infantes y una cantidad de indios a buscar alimentos hacia los lados del oeste, en la bajada hacia el mar. En medio de una loma encontraron algunos sembradíos, pero al comenzar a recoger cantidad de maíz y yuca llegaron unos 300 indios, comandados por el cacique Carapaica, quien atacó a los jinetes que se habían rezagado. El propio Ponce de León se vio en peligro, puesto que el cacique, en un forcejeo cuerpo a cuerpo, logró arrebatarle la lanza, al tiempo que se entablaba duro combate entre ambos bandos. Los indios parecieron retirarse, lo que permitió reanudar la recolección de los productos de la tierra.

Cuando Ponce ordenó el regreso al campamento se vio sorprendido por un nuevo ataque de Carapaica, quien había regresado con el cacique  y un mayor contingente de combatientes. Esta vez Toromaima dirigió la acción, originándose una encarnizada pelea entre ambos bandos. En medio del combate se trabó una lucha cuerpo a cuerpo entre Alonso Ruiz de Vallejo y Carapaica, portador de la lanza de Ponce de León. Ambos rodaron hasta el fondo de un barranco, pero entonces unos veinte indios vinieron en ayuda de su cacique y en esa acción “Ruiz de Vallejo hubiese sucumbido sin la ayuda de los indios Juan y Diego, venidos de Nueva Segovia (Barquisimeto), quienes armados de estoque y espada mataron a ocho de los contrarios y obligaron a los demás a emprender la fuga” según el hermano Nectario, quien además informa que pesar de que la mayoría de las tribus quedaban sin someter, Losada resolvió fundar ciudad, para dar mayor estabilidad a su obra y fijar definitivamente la gente en la región.

Para leer los otros artículos de la serie Breve historia de la fundación de Caracas.

 

Para conocer más del autor visite:
Sitio Web: http://sgerendask.com/articulos-publicados
Twitter: @sgerendaskiss y @sandorgerendask
Facebook: Sandor Alejandro Gerendas-Kiss y Los libros de Gerendas-Kiss
LinkedIn e Instagram

 

Para regresar a los artículos de Sandor Alejandro Gerendas-Kiss

 

Deja un comentario