Preguntas frecuentes acerca de los mercados de carbono

3. ¿Cómo se miden las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero?

Las unidades de reducciones de emisiones de GEI se miden en toneladas de CO2 equivalente. Se expresan en bonos de carbono o “certificado de reducción de emisiones” (CER).

Un CER equivale a una tonelada de dióxido de carbono (CO2) que se deja de emitir a la atmósfera. Los CER pueden ser vendido en el mercado de carbono a industrias, países u otros entes, a fin de obtener recursos para crear proyectos de energías limpias o renovables, como construcción de parques eólicos, fabricación o instalación de paneles solares, reforestación de bosques, limpieza de costas, lagos y ríos.

La unidad de CO2 equivalente es una especie de común denominador que se ideó para facilitar el cálculo del total de gases de efecto invernadero emitidos. Cada gas genera un efecto invernadero distinto, inherente a sus propias características químicas, pero como el dióxido de carbono es el que se encuentra en mayor volumen en la atmósfera se le ha tomado como base para calcular el efecto invernadero total, denominado unidad de CO2 equivalente.

Los gases de efecto invernadero como el metano, el óxido nitroso, los hidrofluorocarburos y otros, son convertidos a su valor equivalente en dióxido de carbono. Por ejemplo, el metano tiene un efecto 23 veces más potente que el CO2, pero su presencia en la atmósfera es 220 menor. Ambos parámetros se toman  en cuenta para el cálculo de su efecto equivalente al CO2

Otras secciones de los mercados de carbono

Artículo

Magazín

Infografía

Galería de imágenes

Galería de videos

PARA REGRESAR A LOS GRANDES TEMAS