Preguntas frecuentes acerca de la desertificación

Preguntas frecuentes acerca de la desertificación
Fuente: Patleem en Pixabay

8. ¿Cuál es la diferencia entre desertificación, sequía y erosión?

La desertificación es “la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas”, según la definición de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD). Entre estos factores el más devastador es la deforestación. La degradación de los suelos se debe principalmente al uso exagerado de fertilizantes no naturales y a los agentes fitosanitarios y pesticidas. Todos estos métodos y productos, utilizados en exceso, producen la extinción de la materia orgánica necesaria para efectuar los procesos que intervienen en la formación del humus, imprescindible para la conservación de los suelos.

La sequía, es el déficit de lluvias durante un período prolongado, como por ejemplo una temporada, un año o varios años, relacionado con la media estadística de una región. La escasez de precipitaciones produce un déficit de agua para los seres humanos, los animales y las plantas. Además, la sequía puede llegar a tener consecuencias como la inseguridad alimentaria, hambrunas, desnutrición, epidemias y desplazamientos de las poblaciones.

La erosión de los suelos se considera una forma de degradación de estos, que consiste en la eliminación total o parcial de su capa superior. Existe un proceso de erosión natural de los suelos, ocasionado por torrenciales aguaceros, vientos o sequía. Sin embargo, las actividades humanas son las que producen una erosión de alto impacto mediante el uso intensivo y extensivo de la agricultura y la ganadería. La erosión del suelo es la antesala de la desertificación y en consecuencia es un problema ambiental mundial.

Otras secciones de la Desertificación

Artículo

Artículo

Infografía

Galería de imágenes

Galería de videos

PARA REGRESAR A LOS GRANDES TEMAS