Los años previos a la fundación de Caracas

Breve Historia de la fundación de Caracas. Parte 10

Por Sandor Alejandro Gerendas-Kiss
Publicado el 20 de julio de 2017

 

Caracas y el Avila 10 para WEB SGK Serie articulos "Breve historia de la fundación de Caracas" por Sandor Alejandro Gerendas-KissEl fracaso de la campaña de 1564 comprometía a Bernáldez por no haber dado cumplimiento al mandato de Santo Domingo, originada en una real cédula, fechada en Madrid el 17 de junio de 1563. Ambos documentos ordenaban el sometimiento de los indios caracas. Tanto en España como en Santo Domingo pensaban que si ello no se conseguía toda la Provincia de Venezuela corría el riesgo de perderse. Por ello, el gobernador comenzó a barajar varios nombres, para dar con el comandante adecuado para llevar a cabo la hasta ahora fallida tarea. No era tarea fácil conseguir al candidato, pues de los cinco grandes fundadores originarios que habrían calificado para la jornada de Caracas cuatro ya habían fallecido: Juan de Villegas, Juan Rodríguez Suárez, Diego García de Paredes y Francisco Fajardo. Solo quedaba vivo Juan de Maldonado, el fundador de San Cristóbal. De modo que le envió correspondencia ofreciendo el mando de la jornada con ciertas ventajas, aceptadas por ambas partes. Pero el tiempo fue pasando y el fundador de San Cristóbal dilataba su llegada, de modo que a él le correspondería ser el fundador de Caracas.

Corría el mes de septiembre cuando Bernáldez salió de Coro para dar cumplimiento al mandato de la Audiencia de Santo Domingo, para ir a someter a los indios de los valles de los caracas. Hasta febrero de 1566 anduvo por los pueblos de la provincia reclutando soldados, llegando reunir a más de un centenar. Todas estas diligencias las hizo gastando grandes cantidades de su dinero para adquirir armas y en otros preparativos. Estando en Barquisimeto, recibió una carta del obispo fray Pedro de Ágreda, firmada por algunos vecinos de la ciudad, en la cual recomendaba a Diego de Losada como capitán para la jornada de los caracas. Bernáldez había contactado varias veces a Losada para tal fin, pero éste siempre había rechazado sus propuestas. Pero esta vez, viendo el ambiente favorable y la solicitud de personas influyentes, aceptó el nombramiento que Bernáldez le hizo llegar.

El 8 de mayo de 1566 tomó posesión en Coro Pedro Ponce de León, nuevo gobernador y capitán general de la Provincia de Venezuela, “con una muy especial comisión: la de llevar a término la conquista de los caracas”, como indica Luís Alberto Sucre, en obra ya citada. Ponce de León venía con sus tres hijos y cuatro hijas, y un gran número de criados. Mandó publicar el pregón del juicio de residencia a Bernáldez y sus tenientes y justicias en todos los pueblos de la provincia. A tal efecto nombró juez de comisión a Diego de Losada para El Tocuyo, Barquisimeto, Villa Rica y Trujillo, fijando un plazo máximo de 90 días para su realización. El gobernador entregó sendos documentos, fechados el 10 de mayo de 1566, a favor de Losada. En el primero le ordenaba proceder al juicio de residencia. El segundo era su designación para la conquista del valle de los caracas.

La intención del gobernador al nombrar a Losada juez de residencia, probablemente correspondía a conferirle autoridad y ponerlo en contacto con los vecinos de las principales ciudades, a manera de prueba, para la difícil misión encomendada. Losada tenía instrucciones de retirar las varas de justicia a los tenientes que Bernáldez tenía en aquellas poblaciones para que no usaran más de sus oficios, al igual que los justicias, a menos que alguno fuese ratificado en su cargo por el gobernador, con pena de 500 pesos y destierro de la Provincia de Venezuela al que contraviniere dicha orden.

El 30 de mayo ya Losada se encontraba en El Tocuyo e iniciaba la residencia en dicha ciudad. Para Trujillo y Villa Rica delegó en dos personas la realización de los juicios correspondientes. El 12 de junio estaba en Barquisimeto, fecha en que ordenó pregonar el juicio por medio del cual avisaba que se dedicarían doce días para recibir las quejas y demandas contra Bernáldez y sus justicias. El proceso fue rápido, pues terminó el día 20. El 26 Ponce de León nombró a Francisco Ruiz, el mismo que repobló a Trujillo con el nombre de Mirabel, en este momento uno de los principales vecinos de El Tocuyo, para que tomase la residencia al propio Losada, con relación a su cargo de alcalde en dicha ciudad, como mandaba la Ley. El 19 de julio se inició el juicio de residencia contra Losada, en el que Ruiz le formuló cinco acusaciones. El 23 fueron refutadas por el futuro fundador de Caracas, terminando el juicio el 24. Estos cargos correspondían a faltas leves como: “No tomó cuentas menores y que ha jugado a los naipes y que estuvo amancebado con una mujer casada y que no limpió o mandó a limpiar las calles”. Ruiz, a quien evidentemente no le simpatizaba Losada, declaró, además, no reconocer en él sino su designación de jefe de la jornada de Caracas. El 7 de agosto de 1566 Ponce de León absolvió a Losada de los cargos levantados en su contra, declarándolo buen juez y recto servidor de su Majestad.

Las fechas señaladas en este artículo son muy importantes porque hasta pocos años antes del Cuatricentenario de Caracas se pensaba que el año fundacional de nuestra capital era 1566. Fue gracias al infatigable y acucioso historiador e investigador hermano Nectario Marías, que se pudo dilucidar la cuestión, así como muchas otras más relativas a nuestra Historia de Venezuela, en sus dilatadas estadías en los Archivos de Indias, en Sevilla.

Para leer los otros artículos de la serie Breve historia de la fundación de Caracas.

 

 

Para conocer más del autor visite:
Sitio Web: http://sgerendask.com/articulos-publicados
Twitter: @sgerendaskiss y @sandorgerendask
Facebook: Sandor Alejandro Gerendas-Kiss y Los libros de Gerendas-Kiss
LinkedIn e Instagram

 

Para regresar a los artículos de Sandor Alejandro Gerendas-Kiss

Deja un comentario