[:es]

Origen, naturaleza y degradación de los suelos

El origen de los suelos está estrechamente relacionado con la formación de la corteza terrestre. Luego del enfriamiento y endurecimiento de la superficie de la Tierra, proceso que duró cientos de millones de años, surgieron los suelos. En su formación intervinieron la disolución mecánica de las rocas, la incorporación de partículas y sustancias provenientes del aire y las aguas, pero sobre todo la instalación de seres vivos en el planeta, casi desde sus inicios. Los suelos en su mayoría son biológicamente activos. La microfauna y microflora enriquecen el sustrato, medio en el que se fijan y nutren las plantas, a través de sus deposiciones, secreciones y otras actividades durante sus vidas, o la fermentación o putrefacción tras sus muertes.

La importancia del suelo radica en la actualidad en que es el principal soporte de la vida animal y vegetal en el planeta. De hecho los humanos vivimos en tierra firme o islas, los bosques se desarrollaron en suelos y la mayoría de los animales actualmente viven en tierra, incluso las aves pernoctan en el suelo.

Desde que apareció la agricultura intensiva, hace siglo y medio, el uso de fertilizantes y  pesticidas químicos y otros métodos agroindustriales, han puesto en peligro a los suelos. Las consecuencias de la contaminación y degradación de los suelos son serias. Pocos saben que la velocidad de pérdidas de los suelos en la actualidad es mayor con la que se forman. Ya hay quienes consideran al suelo como un recurso natural no renovable.

El proceso de formación de la corteza terrestre

Representación artística de la formación de la corteza terrestre. Fuente:  Hombre Geológico – WordPress.com

El suelo es la superficie de la corteza terrestre que cubre gran parte de los continentes e islas del mundo. Se ha formado gracias a la acción de componentes abióticos y biótico durante cientos de millones de años por la disolución mecánica de las rocas, la incorporación de partículas y sustancias provenientes del aire y las aguas, pero sobre todo por la instalación de los seres vivos en el planeta, casi desde sus inicios y en especial en los últimos 600 millones de años.

Formación de islas

y volcanes

Los continentes se mueven

Estos grandes contenedores de la vida tuvieron una impresionante evolución en su forma, distribución y tamaño gracias a la deriva continental, fenómeno por el cual las placas que sustentan los continentes se desplazan sobre magma líquida a lo largo de millones de años de la historia geológica de la Tierra.

Fuente:  danielaciencias.blogspot.com

Pangeia

Fuente:  Pinterest
[:]