Preguntas frecuentes acerca del permafrost

Preguntas frecuentes acerca del permafrost

1. ¿Qué es el permafrost y dónde está ubicado?

Se denomina permafrost al suelo y subsuelo congelados como mínimo durante dos años continuos, carentes de hielo o nieve la mayor parte del tiempo. Un suelo permafrost, debido a la pobreza de sus nutrientes, es una especie de desierto helado que posee una vegetación de escasa diversidad. El espesor del permafrost varía desde unos pocos metros hasta varios cientos de metros de profundidad, dependiendo del clima del lugar. Se calcula que en el hemisferio norte el permafrost posee una superficie de 23 millones de Km2 (España cabría 45 veces en este territorio).

La palabra permafrost fue acuñada en 1943 por S. W. Muller. Proviene de los vocablos ingleses “permanent” y “frost”, es decir, permanentemente congelado.

Los suelos de permafrost son desiertos fríos, de muy baja humedad y precipitaciones, que ocupan enormes territorios, como la tundra, uno de los biomas más fríos del planeta, que se ha descrito como una llanura sin árboles. En la taiga, el suelo puede congelarse durante el invierno, pero los meses de verano son lo suficientemente cálidos como para que la superficie se descongele, aunque las partes más profundas permanecen congeladas. El permafrost se encuentra principalmente en Alaska, Canadá y Rusia, aunque también en los países nórdicos y el Himalaya.

El permafrost es uno de los grandes depósitos de carbono orgánico del planeta. Se calcula que debajo de sus suelos pudiera haber el doble de carbono que existe en la atmósfera. Con el calentamiento global en aumento se corre el riesgo de que la capa de permafrost se descongele y en consecuencia el carbono se transforme en dióxido de carbono por acción microbiana y escape a la atmósfera.

Otras secciones del permafrost

Infografía

Galería de Imágenes

Galería de videos

      PARA REGRESAR A LOS GRANDES TEMAS